La polémica de Maria Cher

¡Hola chicas!

Hoy les traigo una recopilación de toda la polémica que hubo alrededor de María Cher por su intensa inspiración en Céline y Stella McCartney.

El revuelo se levantó por estas fotos que publico el blog QEPD MODA en elmeme.me (¡No sé cómo se llama ella! Creo que no lo hizo público porque lo busque en todas sus redes sociales)

Pero ya no están disponibles en ese sitio, solo las pueden ver en el  FB de QEPD MODA.

Aquí están las dichosas fotos que amablemente QEPD me autorizo a subir al blog:

1010388_422089474560802_419587372_n1779960_422089407894142_227270883_n1011252_422089604560789_40270072_n1901569_422089461227470_1856386614_n 1655937_422089567894126_1235755490_n1798697_422089621227454_1365038106_n1779330_422090001227416_1620336923_n1653525_422089657894117_1944303695_n1619269_422089637894119_2017589748_n1508508_422089697894113_794287008_n1779675_422089777894105_2145868212_n1613837_422089764560773_813492273_n1660975_422089841227432_1095902134_n1555439_422089834560766_1999767259_n1013262_422089891227427_647965176_n1620886_422089924560757_97384799_n1901905_422089971227419_1159972725_n1621853_422089917894091_352932176_n548498_422089904560759_1048389283_n

Como lo ilustran las imágenes pueden ver la falta de creatividad de la marca al realizar copias casi idénticas en forma, color y silueta de modelos internacionales. Hasta el logo es prácticamente igual.

Para más ejemplos visiten esta página de FB especialmente dedicada al tema: Cher o No Cher

Ahora bien, ¿qué hacer con esto? Muchos blogs han denunciado el plagio, se han tirado de los cabellos y rasgado las vestiduras.

Estos son algunos:

Red Velvet Notes 

Rubia Mala

QEPD Moda 

Bloc de Moda

Y esto se hablo en las redes sociales:

Twitter

Facebook de Ana Torrejón

Les voy a ser sincera, yo no pretendo hacer “cacería de brujas” (como llaman a estar buscando quien copia de quien en el ámbito de la moda) porque:

  1. No soy tan ferviente seguidora da estar al tanto de cada pasarela de cada temporada de cada marca internacional. Voy viendo a través de blogs, paginas oficiales y tal, algunas cosas que me llaman la atención.
  2. Por el motivo anterior, yo no me di cuenta de nada cuando vi la nueva colección de María Cher.

Habiendo aclarado esto, voy a darles mi opinión acerca del tema. Si bien en cierta medida me indigna, es algo a lo que me he acostumbrado, ya que en Argentina la mujer media no tiene la más puta idea de lo que se está usando afuera. Para poner un ejemplo concreto, cuando el pasado año se lanzaron al mercado tantas versiones de las archifamosas botitas Susan de Chloé, yo que las quería conseguir (y quiero porque aún no compré ninguna) iba a cada local nacional a preguntar precios y verificar calidad; cuando las pedía como “las Susan de Chloé” NADIE sabía a qué me refería, ni las empleadas ni las clientas. ¿Vamos a pretender educar o dar catedra de estos hechos para que las mujeres tomen consciencia repudiando así a una marca? No me parece que sea la opción correcta. Nadie tiene porque saber este tipo de información.

Tampoco quiero decir que lo que hizo María Cher estuvo bien: si haces una marca tan personal se espera que tu diseño sea de autor. Como bien se dijo en QEPD: estas copias se esperan de marcas impersonales de producción en masa como Zara o H&M. Además no podes vender tus productos a precios TAN exorbitantes cuando lo único que hiciste fue la confección, porque el diseño es un copy/paste muy poco profesional. Lo que no quita que la calidad sea muy buena. Pero luego de haber hecho estas notas sobre ser popular y su ciclo de encuentros “Mujeres que inspiran” una se siente un poco estafada con la imagen que vende versus sus productos.

A las pruebas me remito:

Noticias: “Soy la mas peronista de José Ignacio”

El planeta Urbano: “Elogio de la autenticidad”

Sí me parece bien hacerlo público para aquellos (como yo) que no están al tanto del 100% de las colecciones, y así sepan que es lo que les están vendiendo y analizar en base a eso si los precios son acordes. Pero seamos realistas, todas las marcas copian, incluso las de autor. La inspiración en objetos de tendencias se va filtrando en todas las marcas, en todos lados del planeta. Hoy le toco a María Cher pero ninguna marca se salva: en un ámbito como la moda en el que lo que prima es la producción en serie tampoco podes pedir originalidad completa y absoluta no solo porque no existe si no porque no vende. Si bien plagiar es malo, la moda es tendencia y si no se la sigue las ventas suelen bajar, y lo peor de todo es que suelen bajar a causa de la merma de compras de quienes se quejan del plagio. Para que quede claro: TODOS QUIEREN SEGUIR LA MODA GLOBAL. Incluso quienes quieren diferenciarse terminan creando una nueva tendencia que más tarde se hace masiva. Esto ha pasado siempre en la historia, siendo el caso hipster el más reciente.

Además seamos sinceras: ¿a quien no le gusta tener las tendencias del mundo al alcance de un shopping? Como dije recién: las que tanto se quejan son las que más compran. Esa hipocresía es lo que tanto me jode. Todas y todos queremos pertenecer: la moda es una de las formas más complejas de lograr el objetivo. Los objetos/marca indican desde status social hasta ideología política.

Según Lucas: “Actualmente queda poco espacio para la originalidad porque lo que prima es la marca y ya no el diseño, la rúbrica simbólica se vuelve el objetivo de quienes consumen y cuando eso ocurre ya no importa el grado de creatividad, sino la marca, independientemente de la calidad o el diseño, y ahí es cuando la moda deja de ser arte y se convierte en una industria que socaba la imaginación y mina la individualidad.”

En cierta parte estoy de acuerdo con él, pero creo fervientemente que el espacio para la imaginación y la individualidad siempre está presente. Está en uno elegirlo.

Ya analizado el problema a fondo, encontremos una solución. Para mí lo correcto sería inspirarse en tales tendencias pero darles un toque personal. No digo que sea LA forma de hacerlo bien pero tiendo a poner de ejemplo en estos casos a la marca Complot: una se siente al tanto de la moda global sin perder la individualidad. O sino mezclar tendencias actuales con ítems de autor.

Si ya sé, muchos pensaran que no es la solución. El cambio de sistema y de paradigma es lo más drástico y definitivo pero ¿Quién quiere hacer eso? ¿Quién tiene el valor y el coraje?

Anuncios

3 Respuestas a “La polémica de Maria Cher

  1. Siempre me fijo por las uñas, pero tu texto de opinión me gusto mucho. Yo en particular, creo que hay algo asi como una crisis en la creatividad que se va a lo general. A lo que voy es que lo veo en la musica, en el arte, en la moda. Tomo por ejemplo la vuelta de los mismos estilos cada algunos años. Besitos!

    • La moda es algo cíclico y esta sujeta a la reinvención y la inspiración constante; y como bien decís vos también pasa en otros ámbitos.
      No soy una conocedora del tema, pero llegada la postmodernidad casi se han agotado las posibilidades, como dice la frase “no hay nada nuevo bajo el sol”. Creo que de este cenit de la humanidad se despliegan estas cosas que estamos hablando: no queda mucho mas por hacer. Ojala este equivocada.

  2. Yo creo que María Cher ya se fue de tema. Al principio era una marca que me gustaba, hasta que empecé a consumir revistas internacionales y me di cuenta de que lo que me gustaba no era su marca sino las otras a las que ella copia. Si su ropa estuviera a un precio más accesible me creería eso de que es una manera de acercar tendencias internacionales a la Argentina, pero eso no es así.
    Un beso, muy buena nota. Juli. http://www.trendalist.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s